SENTIRSE BIEN ES POSIBLE

Hola soy Olga, psico-neuro-inmunóloga certificada y asesora nutricional, especializada en trastornos tiroideos y salud digestiva. Mi principal objetivo es que personas como tú alcancen el bienestar y la salud que tanto tiempo llevan anhelando.

Una señal de alarma

Nuestro organismo es un sistema muy sabio que nos avisa cuando algo va mal. Dolores de cabeza, problemas digestivos o intestinales, fatiga crónica, malestar anímico… son solo algunos de los síntomas con los que cuerpo y mente nos dicen: “Eh, algo está fallando”.

A todos nos ha pasado, y a mí también me ocurrió.

También yo experimenté esas llamadas de atención.

Con tan solo 11 años viví mi primera señal fuerte: una MIGRAÑA que me hacía perder el habla y la visión… ¡Paralizaba mi vida!… Era una niña y esto impactó muy profundamente en mí. Me sentía triste, enferma, perdida y con un constante miedo en mi vida…

El tiempo fue pasando, y me resigné a convivir con mis tormentosas migrañas. Nadie nunca me supo explicar que eran una “alerta roja” de un desequilibrio en mi cuerpo, solo me daban la solución para paliar el síntoma del fuerte dolor de cabeza.

Con los años fueron apareciendo esas molestias que todas, casi sin excepción, hemos sufrido alguna vez. Me sentía cansada, sin motivación, con digestiones lentas, dolores de regla, problemas en la piel…

“Es normal”, “a todo el mundo le pasa”… No dejaba de repetirme las mismas excusas.

Pero los problemas se cronificaron y cada vez drenaban más mi vitalidad.

TRABAJA CONMIGO
Olga Píriz

SENTIRSE BIEN ES POSIBLE

Bienvenida a mi rincón. Mi nombre es Olga, y soy psico-neuro-inmunóloga certificada y asesora nutricional, especializada en trastornos tiroideos y  salud digestiva. Mi principal objetivo es que personas como tú alcancen el bienestar y la salud que tanto tiempo llevan anhelando.

Olga Píriz

Una señal de alarma

Nuestro organismo es un sistema muy sabio que nos avisa cuando algo va mal. Dolores de cabeza, problemas digestivos o intestinales, fatiga crónica, malestar anímico… son solo algunos de los síntomas con los que cuerpo y mente nos dicen: “Eh, algo está fallando”.

A todos nos ha pasado, y a mí también me ocurrió.

También yo experimenté esas llamadas de atención.

Con tan solo 11 años viví mi primera señal fuerte: una MIGRAÑA que me hacía perder el habla y la visión… ¡Paralizaba mi vida!… Era una niña y esto impactó muy profundamente en mí. Me sentía triste, enferma, perdida y con un constante miedo en mi vida…

El tiempo fue pasando, y me resigné a convivir con mis tormentosas migrañas. Nadie nunca me supo explicar que eran una “alerta roja” de un desequilibrio en mi cuerpo, solo me daban la solución para paliar el síntoma del fuerte dolor de cabeza.

Con los años fueron apareciendo esas molestias que todas, casi sin excepción, hemos sufrido alguna vez. Me sentía cansada, sin motivación, con digestiones lentas, dolores de regla, problemas en la piel…

“Es normal”, “a todo el mundo le pasa”… No dejaba de repetirme las mismas excusas.

Pero los problemas se cronificaron y cada vez drenaban más mi vitalidad.

TRABAJA CONMIGO

Y finalmente, después de mi primer embarazo y de la energía hormonal que eso conlleva, ¡¡mi cuerpo explotó!! Me diagnosticaron hipotiroidismo autoinmune.

Mi organismo se había confundido…;  no había sabido escucharlo y ahora estaba atacando él mismo a mis tiroides… Wowwww. Mi sistema inmune por los suelos ! 

Por desgracia, la medicación no acabó con la causa de los problemas.

Tenía altibajos emocionales, seguía estando cansada, sin energía…

“¿Por qué me siento infeliz  si tengo una familia que me quiere y un bebé maravilloso? ¿Por qué paso el día quejándome por tonterías y ya no soy capaz de disfrutar y reírme?”…

Por si fuera poco, me sentía culpable por no vivir… Todas estas sensaciones revertían en mi salud, cerrando así un círculo vicioso.

El problema es que había olvidado. Había olvidado cómo vivir con armonía conmigo misma, había dejado de escuchar y explorar mi propio cuerpo y mi propia mente.  Y en el camino, había dejado de nutrirme bien, de moverme y de creer en mí.

TRABAJA CONMIGO

LA TRANSFORMACIÓN

YO TE PUEDO ENSEÑAR EL CAMINO PARA RECUPERAR TU EQUILIBRIO, PORQUE LO CONOZCO, PORQUE LO HE SENTIDO.… Ese es el mayor Master que puedo ofrecerte: ¡la experiencia de la vida! Y, por supuesto, mi especialización en trastornos tiroideos, enfermedades autoinmunes, migrañas y problemas digestivos.

Te animo a dirigir la mirada hacia la salud. ¡Yo te doy la mano y te acompaño en el camino!

EMPIEZA A MIMARTE AHORA

SIÉNTETE MÁS BELLA, JOVEN Y LLENA DE VITALIDAD